FAMILIA CLARO FRANCO - FAMILIA CLARO TORRADO
Juan Nepomuceno Claro Bayona - Carmela Franco
Juan Nepomuceno Claro Bayona - Rosabel Torrado
ANCESTROS PATERNOS
Juan Claro
María Jesús Velásquez
Hijo:
Camilo Claro Velásquez
Camilo Claro Velásquez
Laureana Bayona Quintero
Hijos
Ramón Ignacio
Emeterio
José Trinidad
Juana de Dios
Juan Nepomuceno
Camilo
Isabel
María la O
Tronco familiar Claro Franco:
JUAN NEPOMUCENO CLARO BAYONA
CARMELA FRANCO
Hijos
Ramona
Efraín
Adolfo
Juan Bautista
Rodolfo
Lorenza
Hilda
Romelia
Graciela
Carmen Imelda
Tronco familiar Claro Torrado
JUAN NEPOMUCENO CLARO BAYONA
ROSABEL TORRADO
Hijos
Juan Abel
Yolima
Eucaris
Cecilia
Elizabeth
Luis Mariano
Jesús Emiro
Carmen Elena
Diomedes
Bernardo con sus hijos.

 

Director de Posgrados

Como Director de la Escuela de Posgrados, de la Universidad Cooperativa de Colombia, fue nombrado el Dr. Luis Mariano Claro Torrado, Economista de la Universidad Santo Tomás, sede Bogotá, Magíster en Administración de Empresas de esta misma institución, sede Bucaramanga.

 

Durante 16 años se desempeñó como Gerente Administrativo de la firma Santandereana, Sistemas y Computadores, y Decano de la Facultad de Comercio Exterior, hoy Facultad de Negocios Internacionales de la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga.

El nuevo director de Posgrados, en sus expectativas, tiene “el reto de proyectar la oferta de posgrados de la Universidad, a partir de las necesidades y demanda regional”. Le deseamos muchos éxitos en su importante gestión. (Fuente: Universidad Cooperativa de Colombia)

Dr. Luis Mariano Claro T.
2 de nov./2011
 

EL PARIENTE JUANCHO CLARO
Por: Luis Mariano Claro Torrado

JUAN NEPOMUCENO CLARO BAYONA (1898 - 1979), nació en la Playa de Belén el 9 de octubre de 1898, hijo legítimo de Don Camilo Claro y Doña Laureana Bayona. Contrajo matrimonio a los 22 años con la agraciada señorita Carmela Franco, diez (10) hijos engalanaron su hogar: Ramona, Efraín, Juan Bautista, Hilda, Lorenza, Adolfo, Romelia, Graciela, Leovigilda y Rodolfo; enviudó a sus 47 años.Tres (3) años después, el amor tocó nuevamente su corazón y entre caminos de herradura, sobre su caballo bayo al estilo oeste, acompañado de su hijo Juan Bautista recorrió veredas, fincas y pueblos vecinos, hasta conquistar a mi señora madre, Rosabel Torrado Claro, una bella joven de 17 años, con quien se unió en el sagrado vinculo del matrimonio, consolidando un nuevo hogar y diez (10) hijos más, colmaron de felicidad la casa solariega en la finca "Bellavista" de la vereda "La Rosa Blanca"; allí, junto a mis hermanos Juan Abel, Ramona Yolima, Eucaris Maria, Cecilia, Bernardo Alonso, Elizabeth, Jesús Emiro, Maria Helena y Diomedes, crecimos entre cultivos de cebollas, tomates, maíz, papas y fríjoles.

Labrando la tierra aprendimos el valor del trabajo y nos forjamos como hombres y mujeres de bien; aún recuerdo sus palabras: "Hijo: Alzando cosas pesadas se hacen los hombres de bien". Se distinguió por ser un hombre campesino, trabajador, honesto, respetuoso y dicharachero, digno vástago de una raza altiva. Siempre llevaba el sombrero, que complementaba su figura quijotesca. Cariñosamente se le conoció como "El Pariente".

Una madrugada del Mes del Rosario (Octubre 1 de 1979), después de recibir la comunión entre cánticos y oraciones, mi padre descansó en la paz de Señor.

ANÉCDOTAS DEL PARIENTE

Recordemos algunas de las anécdotas que han hecho historia en reuniones de familiares y amigos.

- "Un día estaba trabajando con mi padre, aporcando cebollas, él por una acequia y yo por la otra. Comentábamos sobre el cultivo de cebolla y sus plagas, él con su ironía y desparpajo dijo: "Esos astrónomos no hacen las cosas bien, son unos #&*% ladrones, desgraciados. Papá - le contesté, con mucho respeto: Los Astrónomos estudian los astros, como el sol, la luna y las estrellas, y los Agrónomos estudian la agricultura e investigan la forma de combatir las plagas. Después de una larga discusión para convencerlo de lo contrario, le dijo: "Y yo que te decía, pues Agrónomos gran pendejo" ¡Nunca perdía!

- "Una vez, Don Benjamín Claro Ovallos le aconsejó a mi Papá, utilizar aguardiente alcanforado con marihuana para el dolor en los huesos; debía frotarse todas las noches para calmar los dolores reumáticos... Fue, entonces, cuando ante la tentadora recomendación consiguió los ingredientes, preparó el ungüento especializado y dio las instrucciones a doña Rosabel, su esposa, para frotarse todo el cuerpo, arroparse y así lograr un mayor efecto. Como a la media hora, mi Mamá lo ve caminando por el patio de la casa y le dice: "Juancho... ¿Por qué no llevás las chanclas?", y él le respondió: "¿Para qué Chanclas, no ves que voy volando....?".

- "Un día de las Madres, llegó a mi casa un primo y le dijo a Papá: Buenos días, tío Juancho... ¿Y Vos qué le ves de buenos? -le respondió.

Tío Juancho: ¿Me regala una rosa? ...Debo llevar una mañana al colegio para celebrar el día de la Madre. Él le respondió: "¿Y por qué no te ponés un bonche (Cayeno ), gran pendejo...!!!".

- "En el primer matrimonio, Graciela, mi hermana, era pretendida por Raúl Arévalo Claro, quien acostumbraba a visitarla por detrás de la casa... Un día fue sorprendido por mi Padre y Raúl asustado le dijo: "Buenas noches, tío Juancho". Él le respondió: "Dále vuelta a la amapola, dale vuelta al perejil, si vos no tenés vergüenza, yo si tengo que sentir... y la entrada es por la puerta del frente!!!".

- "En un diciembre, después de 22 años de no recibir visita de Hilda, mi hermana, siendo las 9 de la noche, entré emocionado a la habitación de mi Padre y en voz alta le dije: Papá, Papá, Papá... llegó Hilda"....!!! y él respondió: "Otra mierda más!!!".

 
ALBUM
En el umbral de Los Estoraques, la vieja casa de la Familia.
Don Juan Nepomuceno y Doña Rosabel
Dola Rosabel Torrado - 1995
31 XII-92 - R.P. Jesús Emiro, Eucaris; Mariano, doña Rosabel.
 
1978.- Cocina de la casa paterna, en la Playa de Belén. De pie: Lisandro y Luis Carrascal. Sentadas: Rosabel Torrado, Elcida Torrado de Carrascal, con Adriana, hija de Eucaris y Eucaris. Al fondo, lavando platos, Elizabeth Claro Torrado.
 
 Matrimonio de Mariano con Yolanda Prada Gómez: 19 de diciembre de 1992.- En la fotografía: Cecilia, Juan Abel, la niña Nathaly, hija de Juan Abel, y Yolima. En medio de los novios, el padre Jesús Emiro. Siguen: Bernardo, Eucaris y Diomedes. La niña es Andrea, hija de Cecilia. La fiesta se llevó a cabo en el Club de Profesionales de Bucaramanga. 
La ceremonia del matrimonio fue presidida por el Padre Jesús Emiro.
 
1. Reunión familiar, con motivo del bautizo de Nathaly Claro Chacón, hija de Juan Abel e Isabel. El padre Ismael Arévalo está entre los invitados. 2. Erika Johanna Claro.
 
Reunión familiar.
R.P. Jesús Emiro, con Doña Rosa.
La familia Claro Torrado es alegre y amante de la música.
Aquí recuerdan con orgullo los ancestros campesino.
R.P. Jesús Emiro, con Adriana R. Claro, el día de su Primera Comunión.
Diomedes, con sus sobrinos.
"Noches playeras... noches de luna..." Bernardo.
Erika y Adrianita.
Doña Rosa, con Mariano.
Primera Comunión de Catalina, Valeria y Juan Manuel Claro Valencia.
Foto, con Bernardo y el R. P. Jesús Emiro.
Luis Mariano, líder juvenil.
El padre Campo Elías Claro, con Mariano.
Lisandro y Alba M., en Argentina
Hijos de Lisadro
 1. Lisandro, en su juventud. 2. Lisandro, abrazando a Ligia Torrado (su mamá) y a Rosabel Torrado; el niño es el sobrino Joan Manuel, hijo de Imelda Claro Torrado (hermana de Lisandro) , Esta foto fue tomada en la casa de la Playa de Belén. Archivos Mariano Claro. 
 

En la ciudad de Bucaramanga, donde se encontraba en tratamiento médico, falleció hoy (16 de diciembre) el señor ADOLFO CLARO FRANCO, hijo de don Juan Nepomuceno Claro Bayona y doña Carmela Franco. Expresamos nuestra condolencia a su esposa, a sus hijos y a los hermanos Claro Franco y Claro Torrado.

DESPEDIDA

Dos grandes amigos que, en las horas difíciles de la vida, se brindaron apoyo recíprocamente: Manuel Antonio Claro Carrascal y Adolfo Claro Franco. La imagen es del pasado mes de julio. El 15 de diciembre volvieron a encontrarse en Bucaramanga. Papá fue a visitarlo y, sin saberlo, a despedirse de su entrañable pariente.

Álvaro Claro Claro

 



 

SENSIBLE FALLECIMIENTO

Don BERNARDO CLARO TORRADO falleció hoy en la ciudad de Bogotá.
Lamentamos profundamente su deceso y expresamos nuestras
condolencias a su apreciada familia.

Nació en el hogar de don Juan Nepomuceno Claro Bayona y doña Rosabel Torrado. Fueron sus hermanos, Juan Abel, Yolima, Eucaris, Cecilia, Elizabeth, Luis Mariano, el presbítero Jesús Emiro, Carmen Elena y Diomedes, miembros del segundo matrimonio de don Juan Nepomuceno. Paz en su tumba.

Bogotá, 12 de noviembre de 2014. Ver más...


Velación: Funeraria Gaviria, Calle 98, carrera 19, sala 6.
Cremación: 3: 30 p.m. Jardines del Recuerdo. Bogotá
 
Bernardo Claro Torrado
 

 

25 años de sacerdocio cumplió el R. P. Jesús Emiro Claro Torrado. Fue ordenado por Monseñor Alberto Giraldo, el 18 de noviembre de 1989, en la catedral de San José de Cúcuta.

El padre Claro Torrado nació en La Playa de Belén, el 17 de julio de 1960, en el hogar de don Juan Nepomuceno Claro Bayona y doña Rosabel Torrado.

En su misión pastoral se ha caracterizado por sus ejemplares virtudes y su fe, respeto, amor y devoción por la Sagrada Eucaristía y la Virgen María.

Familiares, amigos y colaboradores, lo acompañaron en la Eucaristía de acción de gracias, celebrada en la capilla de Nuestra Señora del Carmen, Parque Colón, de Cúcuta, a las 6:00 p.m. El padre Ismael Enrique Arévalo Claro, O. P., y otros sacerdotes diocesanos participaron en la ceremonia.

Al finalizar la Eucaristía, aproximadamente, 300 asistentes recibieron un recordatorio con los datos de la conmemoración.
 

Mensaje de la Diócesis de Cúcuta.

 
|CÚCUTA|27 DE JUNIO DE 2017|www.laplayadebelen.org|

Falleció hoy el R. P. Jesús Emiro Claro Torrado

En una clínica de esta ciudad, dejó de existir hoy el R. P. Jesús Emiro Claro Torrado, virtuoso sacerdote y apreciado miembro de una distinguida familia de La Playa de Belén. Había nacido el 17 de julio de 1960, en el hogar de don Juan Nepomuceno Claro Bayona (fallecido) y doña Rosabel Torrado. En su misión pastoral se caracterizó por su fe, respeto, amor y devoción por la Sagrada Eucaristía y la Virgen María.

Fue ordenado por el Obispo, Alberto Giraldo, el 18 de noviembre de 1989, en la catedral de San José de Cúcuta. El 18 de julio de 2014 cumplió 25 años de sacerdocio. Familiares, amigos y colaboradores, lo acompañaron en la Eucaristía de acción de gracias, celebrada en la capilla de Nuestra Señora del Carmen, Parque Colón, de Cúcuta. El padre Ismael Enrique Arévalo Claro, O. P., y otros sacerdotes diocesanos participaron en la ceremonia.

Expresamos nuestras condolencias a Doña Rosabel, al doctor Mariano Claro Torrado y a todos sus hermanos y familiares. Paz en su tumba.

 

Sentida ceremonia de despedida al R. P. Jesús Emiro Claro Torrado.

Familiares, numerosos feligreses de las parroquias de la Diócesis de Cúcuta, sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosas, despidieron con lágrimas al Padre Jesús Emiro Claro el pasado 30 de junio de 2017. La ceremonia, presidida por Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de la Diócesis, se llevó a cabo en la Catedral de San José de Cúcuta, después de una eucaristía y varias horas de cámara ardiente de sus restos mortales, en la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, donde cumplió su apostolado durante los últimos años.

La santa Misa fue concelebrada por más de cincuenta sacerdotes, entre ellos el R. P. Ismael Enrique Arévalo Claro de la Orden de Predicadores.

Fotos: Nathalia Catalina Pérez Pérez y Guido Pérez Arévalo.

 
   
 
 

Intervención del doctor Luis Mariano Claro Torrado, en representación de la familia:

Excelentísimo señor Obispo Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, sacerdotes, comunidad de la Diócesis de Cúcuta y amigos todos.

Son siempre tristes las despedidas, cuanto más si el que se va ha tenido en vida la dimensión humana de los grandes hombres, la sencillez de los sabios y la generosidad de los elegidos por Dios.

Me corresponde referirme al Presbítero JESÚS EMIRO CLARO TORRADO, en nombre de mi señora madre, hermanos, sobrinos y demás familiares del hogar que integraba desde nuestra procedencia; en el devenir de estos casi 28 años de vida sacerdotal viviste auténticamente tu ministerio, fuimos permanentemente testigos de tu espiritualidad para darle dignidad al sacerdocio, a la eucaristía y a la vida sacramental en la iglesia; damos fe de ello, de tu entrega a la comunidad, de tu elevado y honroso sentido de la amistad, de tu amor y apoyo incondicional a quienes siempre creyeron en tu veneración a la Santísima Virgen Maria Corredentora de la Humanidad, La Divina Pastora.

Aquí, en este mismo altar sagrado, el 18 de noviembre de 1989, te fungías como nuevo sacerdote, hoy contemplamos tu cuerpo inerme que reposará en la tierra, mientras tú alma trasciende al padre celestial.

Vimos como convertiste siempre tu parroquia y su entorno en un grato y acogedor refugio para la oración y el recogimiento, pero también para ofrecer charlas constructivas, momentos de estudio y reflexión. Siempre estuviste cerca con tus consejos, enseñanzas y tus palabras evangelizadoras.

A todas y todos aquellos amigos que te quieren de corazón, que como ángeles custodios pasaron por la vida de nuestro hermano JESÚS EMIRO, brindándole su apoyo incondicional, su acompañamiento permanente, su inquebrantable amistad en sus momentos de soledad, dolor corporal y silencio; infinitas gracias y que el Divino Hacedor les compense con abundantes bendiciones.

Hermano Jesus Emiro, has cumplido a cabalidad la misión de sacerdote, estamos orgullosos de tu trabajo pastoral.

"NUNCA PODREMOS ENCONTRAR LA VERDADERA PRESENCIA DE DIOS SI NO APRENDEMOS A SUBIR A SUS ALTURAS. POR ESO, DEBEMOS APRENDER A VOLAR. Víctor García, S.J".

Hasta siempre.

Cúcuta, Junio 30 de 2017

Doña Rosabel Torrado viuda de Claro.
Doña Eucaris Claro Torrado se trasladó desde Europa.
El Dr. Luis Mariano Claro Torrado, con su esposa, doña Yolanda Prada Gómez, y sus hijos.
 
 
A la izquierda, el R. P. Ismael Arévalo Claro.
Consternación, tristeza, lágrimas, por la partida del compañero de tareas espirituales.
  
  
Las manos del adiós.
Flores blancas... pureza... santidad.
  
  
El Obispo, monseñor Víctor Manuel. El pastor, el maestro, el amigo. Un homenaje de gratitud.
Un recuerdo: El Padre Jesús Emiro, acompañado de Monseñor Leonardo Gómez Serna, Obispo de la Orden Dominicana.
 
No olvides citar la fuente cuando publiques datos parciales o totales de esta investigación. Derechos reservados: Guido Pérez Arévalo - http:// www.laplayadebelen.org