Coplas de esquina

De Don Ignacio Arévalo C.

¡Yo! te he visto
mis ojos son dos testigos
quien te pusiera los labios
donde dice el enemigo.

Cuando para darte un beso
mis labios los tuyos tocan
conozco que tengo un alma
porque lo siento en la boca.

Playa vergel de flores
todas tus mujeres son
de ojos lindos soñadores
que inspiran loca pasión,
y al despertar sus fulgores
nos queman el corazón.

Hay hombres que se menean
que entienden de agricultura
y tienen algo de idea.

Me meto el lote de ron
en el estanco el domingo
para calmar mi fastidio
y alegrar mi corazón.

Y siguiendo este mismo son
sin tener nada de malicia
fui tocando mi pistón
hasta llegar a Puerto Leticia.

La mujer que a mí me quiera
creyendo que tengo plata
si piensa viajar conmigo
ahí se le ahorcó la gata.

De Don Trino Coreco

A Josefa la coreca
le gustan mucho los juanes
se mueve como culeca
cuando ve los gavilanes.

A mí me llaman el bobo
y yo como bobo me atengo
cuando los avispones van
yo como bobo vengo.

Un chinche muy colorao
se vino de San Calixto
y en un prado de Patatoque
en un turmal quedó listo.

Mi mujer está muy mala
debajo de colgadura,
búsquenme un saco viejo
pa' irme a robar verdura.

EL CARRO FORD

En el pueblo de La Playa
se juntó la gente buena
pa' traer un carro Ford
y correr sobre la arena.

El 20 de enero de 1929
llegaron al Alto del Curo
veintiséis hombres muy breves.

Cuando vieron el aparato
toditos se arrepintieron
y le pidieron a Francisco
adelanto en el dinero.

Don Quico les dijo entonces:
"Señores me recobré,
muchachos no tengan pena,
refuerzos les mandaré".

Cuando vieron el aparato
se pusieron a pensar:
"cómo lo acomadaremos
para poderlo cargar".

Ganaban ciento cincuenta
los que iban a cargar,
sin saber ninguno dellos
lo que les iba a tocar.

En Ocaña y a La Piñuela
llegaron donde Ismael
quien a su turno ordenó:
"Entréguenselo a Miguel".

Miguel lo recibió...
y Francisco le decía:
"El carro sube a La Playa
antes de aclarar el día".

Al llegar la caravana
donde llaman el Alto Real
hubo quien les preguntara:
"¿Pesa mucho ese animal?"

A las once de la noche
fue cuando el carro llegó,
quemaron muchos cohetones
por la alegría que causó.

Coplas de don Trino Bayona, conocido en su época como Trino Coreco. (Archivos de Don Luis Carlos Vega (q.e.p.d.). Tomado de la obra "La Playa de Belén".

De Don Santiago Durán
Para Don Benjamín Pérez Pérez

Un periodista en La Playa
se quedó con el primero;
o es que mentiras no halla
o que le falta dinero.
COPLAS:

Las mujeres de La Playa
no nos quieren a nosotros
en cambio a los de otra parte
los amansan como potros.

Si en La Playa se diera
la mata que llaman telo
yo me la pasaría
sembrando y cogiendo telo

En el alto de Curasica
me salieron unos perros
me mordieron medio culo
como poco más o menos.

Tenés una cinturita
que anoche te la medí
con un pedazo de cabuya
catorce vueltas le di.

Anoche taba con una
y se me derramó en la estera
con una bolsá de fichas
buste que pensaba que era.

Ayer pasé por tu casa
y me tiraste una morcilla
y yo te dije tranquila
que yo almorci ya

Los calzones de mi novia
un chulo se los llevó
los calzones aparecieron
pero el chulo se murió.

 

Me fui paonde Luis Ortiz
a hacer una comprita
y de para arriba unos perros
me comieron las brevitas

Tomándome un bolegancho
puallá donde Cate Sánchez
y allá llegó mi mujer
pidiéndome pa' la carne

Tratando de escabullirme
me fui pa' donde Talí
y adivinen quién llegó
pidiéndome pal' maíz

Después me fui pal' villar
deonde Güicha Cañizares
y de la calle me gritaron
que no se te olviden los panes.

Hay que cosa tan berraca
le dije a mi amigo Juancho
ya me quedé sin cinco
gástese un bolegancho.

El curasicuno se despide
pero en otra ocasión vengo
a contarles las coplitas
que de La Playa les tengo.

Espero que les gusten...

Estas coplas se recibieron el 26 de abril de 2005, a través del Libro de Visitas de www.laplayadeblen.com. El corresponsal, quien se identifica como Curasicuno, dice que el autor es Fredy García, quien fue su compañero de estudios.


ASÍ SOMOS LOS PLAYEROS CARAJO...

El playero no bebe... mete bolegancho.
El playero no tiene amigos... es cambimbero.
El playero no molesta... es chinchoso.
El playero no va a una fiesta... va a parrandear.
El playero no se pone de mal genio... se emputa.
El playero no corre... sale a mil.
El playero no comete errores... la caga.
El playero no conquista... levanta.
El playero no dice ¡hola!... dice ¡hombe!
El playero no dice ¡ni más faltaba!... dice ¡bonito así!
El playero no dice ¡das lástima!... dice ¡da es pesar!
El playero no dice ¡tan feo!... dice ¡manda güevo!
El playero no se viste bien... se pone la pinta
El playero no dice ¿si, cómo no?... dice ¡ya voy Toño!
El playero no dice ¡tan linda!... dice ¡qué yuquita, no cuyo!
El playero no dice ¡no moleste!... dice ¡vas a seguir!
El playero no dice ¡estoy mal!... dice ¡estoy pal perro!

Texto enviado por Fredy García, el 4 de junio de 2005


España, 27 de abril de 2005

Estimados señores:

Agradezco abiertamente a esta tribuna el permitirme conectar con parte de mi pasado autobiográfico desconocido. Y a la vez agradecer a quienes me han soportado información en el caso (Gracias L.M.C.T. y otros).

Soy nieto de un playero llamado Ramiro Antonio Pérez Velásquez, hijo de Teodosia Velásquez y Agapito Pérez, hermano a la vez de Dora Pérez (Casada con Miguel Becerra: mecánico que ensambló el primer coche que circuló en La Playa, según reseñó Benjamín Pérez en esta página web), de Ana Dilia Pérez, Mariela Pérez, Ramón Pérez, etc. Parte de ellos emigraron a Cúcuta y algunos, quizás, a Venezuela u otros rincones o quizás alguna rama (Pérez o Velásquez). Quedé viviendo en la misma Playa. Cualquier aportación o datos constituyen para mí información con valor autobiográfico, cuales piezas de un rompe cabezas que el destino hasta el presente me privó de conocer.

Cualquier mail, teléfono de contacto, o demás os lo agradecería, que Dios misericordioso, dador de toda buena dádiva os continúe bendiciendo...

Saludos, desde España.

JOEL Bracho Pérez - erling_bracho@hotmail.com


De Don Luis Jesús Pérez Amaya
En ferias y fiestas

Ya lo saben de antemano
que en el baile popular
con el mono Maximiano
las muchachas bailarán.

Trino Durán el Notario
y el astrónomo Andresito
no volverán al rosario
por tomarse un guarapito.

De Don Raúl Arévalo Claro


Los de arriba de Sodoma
bajaron en procesión
con sus mantos de paloma
a recibir la comunión.

Y los de abajo, o sea La Trista,
soberbios por el guayabo
se amarraron otra pinta

que será de cabo a rabo.
De Don Juancho Claro
Para Don Raúl Arévalo Claro

¿Quién es ese pajarito
que madruga a tomar agua?
Algún accidente tiene
cuando madruga a tomarla.

Echá una piedrita al agua
y dale vuelta al toronjil
si vos no tenés vergüenza
yo si tengo que decir.

Eufemiano o sea El Comino,
deja su bordón y sigue su camino.

El que mea y no pea
es como el que va a la escuela y no lee.

No me he muerto, por falta de una estera vieja y un revólver nuevo.

Colaboración: Miguel Ángel Pérez Claro


 

Recopilación:

Fray Ismael Enrique Arévalo
Emiro Arévalo Claro
Guido Pérez Arévalo

http://www.laplayadebelen.org