ESTORAQUES - INVESTIGACIÓN
Guido Pérez Arévalo
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
  
IMÁGENES:
 
 
  

Encallada, muchas veces en la cima de un monte,
aparece grandiosa en su caudal de templo:
el músculo amputado al dios,
el gesto de un rostro desaparecido,
la huella de un pie gigantesco,
el pensamiento redondo,
el labio que exige sacrificios,
el falo soberbio de las vírgenes,
que bajan de una lúbrica estrella,
el cuenco de la mano, la macana, la mueca, el pánico, el odio...

¡Ahora viene el hombre caminando!
El hombre sellado como una piedra.
La inscripción a cincel fue deslabrada
y un borrón por nombre conmemora su libertad.

Eduardo Cote Lamus