En el texto de mi artículo se encuentra la referencia de un incunable, de iguales características, conservado en la Biblioteca Nacional de Argentina

Artículo publicado en "Imágenes", suplemento literario de "La Opinión", 29 de julio/2001
  
 
 



¿SE VENDE INCUNABLE?


Por: Guido Pérez Arévalo

La información sobre la venta del incunable perteneciente a la ciudad de Cúcuta, abrió un interesante debate en el seno de la Academia de Historia del Norte de Santander durante la Sesión Solemne, que conmemoraba el Grito de Independencia, el pasado 20 de julio.

Un vocero de la administración municipal informó a la respetable institución que "el Alcalde no desea vender el incunable pero, con base en la Constitución y las leyes de la República, adelantará una consulta popular para tomar una decisión". Es una frase candorosa, elaborada para receptores ingenuos.

 
Fotografía del incunable, tomada por el historiador Alfredo Bustos. "Hechos y Personajes".
 


El incunable puede alcanzar en el mundo de las subastas un precio superior a cinco millones de dólares, unos doce mil millones de pesos, suma que, suponen los interesados en la transacción comercial, podría resolver los graves problemas de educación de la ciudad y financiar la Biblioteca Julio Pérez Ferrero.

Uno de los académicos dijo, mientras esbozaba una sonrisa, que a través de este sistema podrían resolverse todos los problemas de la ciudad y agregó que "en una verbena, por ejemplo, podríamos rifar el Parque Colón".

Se aplica el nombre de incunable al libro impreso dentro del período comprendido entre la aparición de la tipografía -1440-, y el primero de enero del año 1501. Existen, aproximadamente, 35.000 incunables, entre ellos los volúmenes publicados por Johann Gutemberg, pionero de la imprenta.

El Sinodal, impreso en 1472, es el primer libro que se conoce publicado en español. Entre otros incunables de incalculable valor, se encuentran la Biblia de Guntenberg, Biblia de Mazarino o la Biblia de 42 líneas, edición impresa en Maguncia (Alemania) entre 1450 y 1456; la Gramática Castellana de Elio Antonio de Nebrija, impresa en Salamanca en 1483 y la primera edición de La Celestina de Fernando de Rojas, que no registra fecha ni lugar de impresión. Los bibliógrafos americanos consideran como incunables los libros impresos después de la introducción de la imprenta en México, desde el año 1534 hasta el 1600.

"Crónicas de Nuremberg" es el incunable de Cúcuta. Fue obsequiado a la ciudad por el Presidente de la República, Don Marco Fidel Suárez, para pagarle un favor político al Concejo Municipal de entonces. La preciosa joya llegó con esta carta del señor Suárez:

Bogotá, 25 de septiembre de 1924
Señor Presidente del Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Cúcuta.

Señor:

Queriendo testificar a esa ilustre ciudad mi gratitud, mi aprecio y mi deseo de servirle en alguna forma, tengo el honor de presentarle, por el respetable medio de su honorable Concejo, un ejemplar del libro latino titulado Crónica de Nuremberg, incunable impreso en el año de 1493, que deseo forme parte de la librería municipal de Cúcuta.

El señor Doctor Julio Luzardo Fortoul me ha hecho el favor de poner el volúmen en manos de usted, a quien ruego lo haga llegar a su alto destino, y a quien presento la expresión de aprecio con que me suscribo.

De Usted obsecuente servidor

Q.B.S.M.

Marco Fidel Suárez

El Centro de Cultura de Cúcuta dedicó, en marzo de 1988, un Cuaderno de Cultura al incunable y divulgó algunos de sus grabados. Allí se señala que está registrado bajo el número 536 del catálogo germano y se encuentra en una cajilla de seguridad del Banco de la República.

¿Cuál es su contenido? "Un fragmento del libro -dice don Guillermo Camargo, en la publicación mencionada- es ilustrativo. El terrible futurólogo Leithanser desentraña en los tiempos por venir la catástrofe sin remedio del hombre; inundaciones, terremotos, pestes. Los campos no volverán a germinar; se sellarán los pozos y los ríos arrastrarán sangre y amargura; del aire caerán muertas las aves y las bestias en las praderas y los peces en el mar, todo perecerá...".

En el libro se encuentra una tarjeta con esta referencia:

Schedel (Hartmann) Liber chrinicarum (Nuremberg Chronide) A. Koberger 1493
The first Edition of onc of the most celebrated iulstrated books. Volume of
extraordinary interest embellished of 2250 woodeuts engravings. Bernard
Quarith, London Cat 265:133.
Der reinchst illustriert Buch deas XV Jahr
K.W. Hiersemann. Leipzing. Kat. 516:768.

La publicación de La Opinión "Hechos y Personajes", señala que "el libro contiene 1.809 grabados, está empastado en madera, con forro de cuero prensado y guarniciones de metal".

Un dato importante: En la Biblioteca Nacional de Argentina existe un incunable con esta referencia: Schedel, Hartmann Liber Chronicarum, cum figuris et ymaginibus. Nürnberg: Anton Koberger, 1493. Séneca Moralis Venecia: Bernardino de Cremona y Simón de Luero, 1490. In 4° 251 folios. Colofón en f. 213b. Sigue: Rúbrica epistolae.

Otro dato importante: Exposition à la Bibliothèque Centrale de l'école polytechnique.

Chinácota, 21 de julio de 2001

 

http://www.laplayadebelen.org