Nuestra Señora de la Torcoroma
Solicitud de una pulpería de abasto para que se concurra a rezar el rosario y al mayor culto
Seccion Colonia. Fondo: Milicias y Marina. Tomo: 91. Folios: 447-451. Archivo General de la Nación.
(Tomado de la obra Temas de Historia de Guido Pérez Arévalo. Cúcuta 2009)
 

447r. Exmo señor

El año de once de este siglo milagrosamente se aparecio en las sercanias de esta ciudad, en un serro que generalmente llamamos de torcoroma con la demostración de su pura y siempre limpia concepción, y por sus portentosos milagros, que frequentemente exercitava, se coloco en la parroquia de esta ciudad, y aunque en el dia, con los continuos experimentos se ha fervorizado la devoción, no obstante todavía se reconoce (por la pobresa del lugar) mucha tibieza en el culto que le es devido, asi por los milagros con que tan portentosamente esta favoreciendo a los republicanos (447v.) de esta ciudad, y yo como tan apasionado a la devocion, y devido culto de esta divina sa resentio de ver q tal rliquia no tenga aquella devida adoración y culto, pero ni aun alto propio, vacilando mi tivia devocion y deslentada adoración q le doy, sobre de que me dio me valdria para qe por mi diligencia se consiguiese tanto qto se merece, y yo deceo, siquiera para qe a sus oras, se alave su smo nombre y rese su smo rosario sin que falte ni desmaye un dia he arvitrado con su patrocinio un medio mui suave, benigno y nada perjudicial, cuales, siendo del superior agrado de la grandesa d V. Exa el que asi como estan concedidas a esta cuidad quatro pulperías de abasto, se conseda otra mas, con la obligación de que el que la obtubiere, concurra por esta gracia asi al reso a las once de la mañana, como despues de las oraciones de su smo rosario, ygualmente que (448r.) a todos los demas oficios y ejercicios que correspondan a su mayor culto y devocion, pues solo asi, se verificaran y perpetuara, procurando yo tambien como tan su apasionado concurrir aunque tan escaso de facultades, como desde que me avesinde en esta ciudad, l ohe ejercitado en medio de mi pobreza como es notorio, y al M. Rmo P. F. Antonio Gomes, lector jubilado dn theologo exdefinidor,
calificador del sto oficio, examinador sinodal padre y ministro
provincial del orden serafico en el convento maximo de la purificación de ntra sa mui constante con el motivo de haver venido a esta ciudad a su sta vicita en el ppdo por el mes de junio le canto una misa con diaconos, mui solemne, teniendola descubierta e inmediata, con cuio motivo, después que la concluio, sacandola de la vidriera a la soberana sta y teniendola en sus manos la reconocio y vio sus perfecciones naturales del artífice divino, y la hizo oracion (448v.) creyendo y confesando ser obra natural del poder divino aparecida en el corazon de un arbol, sin que la humana hubiese tenido la menor parte, según sus perfecciones, aun siendo materiales, de la propria madera, con cuias significaciones, vivifico mas mi devocion, continuandola con mas fervor y frecuencia, y principalmente en las noches de los diaz sabados de todas las semanas, en que hace quatro años que a mis espensas, aun siendo pobre y con el culto posible de ser, y de mas preciso se descubre, resa su smo rosario, y cantan sus alabanzas, a que mientras dios nro sr y esta divina sa me diere vida, no desmayare en medio de mi pobreza.

 

De todo lo que llevo expuesto, es viva executoria el nominado M.R.P. provincial, en cuya virtud, espero que impuesta la elevada grandesa de la exma (449r.) persona de V. Exa sobre los contenidos que se comprehenden en esta mi humilde y reverente representación dirigida a tan santa devocion, y culto, el que por su divino poder y V. Exa. por el que dignamente obtiene, se conceda el que por medio del arbitrio que llevo propuesto, concigamos siquiera por estas oras en comun y gral alavarle, y bendecirle, para que nos favoresca, y socorra en todas nuestras necesidades y oralmente por las de su superior grandeza de V. Exa. y para que con nuestros clamores lo conceda, le protesto que cuantas ocaciones se descubriere y se le resare su smo rosario, se le aplicara una salve, pidiendole por los felices excitos de su gobierno, y la salud en lo temporal, y espiritual de su elevada persona, aunque pase a mayor grandesa por sus meritos.

Con el rmo P. provincial puede la alta comprehención de V.Exa. ynformarse, si sera conveniente (449v.) que la superior resolucion que sobre esta impetración tomase, venga dirigida a mi, respecto a que solo yo, velo y vigilo con el culto y adelantamiento de esta tan sagrada, como devida y soberana devocion. Por cuia poderosa intencion confio que la divina majestad prospere la vida, y gobierno de V. Exa. los años que puede, con las mayores felicidades.

Ocaña, junio 25 de 1793.

Exmo señor.

A los pp de la superior grandesa de V.Exa. su humilde subdito. Domingo Antonio faxardo. (hay rubrica)

450v. Ocaña 25 de junio de 1793.

Domingo Antonio Faxardo.

Refiere la milagrosa aparicion de una imagen de nra sra que no tiene culto por la pobreza de aquel vecindario y solicita que se
conceda una pulpería de abasto, para que el que la obtenga concurra obligadamente por esta gracia a rezar el rosario todos los dias a las 11 de la mañana y de la noche después de la oracion, y a todos los demas ejercicios que correspondan al mayor culto, y dice q V.E. se informe de este punto del Pe provincial de sn francisco fr Antonio Gomez.