OCAÑA
 

El siglo del milagro 1700 - 1799

La Virgen de Torcoroma, en torno de cuya fuente milagrosa se congregan las humanas miserias para buscar su caridad y su gracia, el símbolo de la tierra, la cifra de su espíritu, el inapreciable tesoro de la Ocaña legendaria. La noble fibra vegetal, labrada por la mano de Dios para consuelo de los humildes, ha superado nuestras heráldicas divisas, y se levanta, intemporal y radiante, más pura que los arcángeles, para coronar, con su grandeza la historia de Hacaritama. No fue esculpida en piedra, ni cincelada en metales, ni transportada al lienzo por el pincel de los hombres. Nació labrada en vegetales ropajes, blanca, serena y pura como la fibra armoniosa que tejiera el milagro, para ventura de los humildes.

Luis Eduardo Páez Courvel "(Norte de Santander 13 de junio 1953 - 13 de junio de 1955", página 142)


 
Templo de San Francisco

Parque San Francisco
Foto enviada por doña Maruja Claro de Guerrero



 
  • CURIOSIDAD NUMISMÁTICA

5 pesos - Año 1900
Tesorería del Gobierno Provisional
155 x 100 mm.

Billete de 5 pesos de la tesorería del "Gobierno Provisional" del ejército revolucionario liberal, impreso en Ocaña en papel de carta.

Incluye un soldado de la guerra de los Mil Días y una alegoría de lo que fue para los liberales la batalla de Peralonso, al comienzo del conflicto.

(El billete pertenece a la colección numismática del Banco de la República y puede observarse en la página web de la Biblioteca Luis Ángel Arango)


 

 

“Aquí nació el 5 de marzo de 1817 don José Eusebio Caro. La Asamblea de 1911 consagra este suelo histórico en donde vio la luz aquel varón preclaro cuyo nombre es símbolo de gloria en las letras nacionales y de decoro en los anales de la Republica”.

Placa en la entrada del claustro. (Fotografía e información tomada del Boletíin No. 6 de la Fundación Caro.

 

Foto: Guido Pérez Arévalo. 12 de noviembre de 2007