VERBO Y GRACIA

Por Fernando Avila

FERIAS Y FIESTAS:

En cada municipio colombiano hay ferias y fiestas en alguna semana del año. El hecho de que se anuncien siempre juntas (ferias y fiestas) debe de haber creado en nuestra mente la idea de que son lo mismo. Ahora, si fueran lo mismo, no se anunciarían ferias y fiestas, sino simplemente fiestas o simplemente ferias. ¿No les parece?

Feria es la compra y venta, el comercio, la actividad laboral. Fiesta, la celebración. Posiblemente después de la feria, en la que se obtiene una buena ganancia, viene la fiesta para celebrarlo.

En portugués -lengua hermana del español- feria es cada uno de los días laborales, lunes = segunda feira / martes = tersa feira / miércoles = quanta feira / jueves = quinta feira / viernes = sexta feira. En cambio sábado es sábado, que viene del acadio sabbatum, 'descanso' y domingo es domingo, que viene del latín Dominus, 'día del Señor'. Estos dos últimos no son feira, 'feria', porque no son laborales.

Es, por tanto, incorrecto (aunque el error tenga la bendición del DRAE), llamar feriados los días festivos. El 20 de Julio, el 7 de Agosto, el día de Navidad y los lunes Emiliani, entre otros, no son feriados, sino festivos.

MAYÚSCULAS Y MINÚSCULAS:

Los días de la semana y los meses del año se escriben en español con minúscula inicial, "el sábado me fui para Melgar" / "en enero cumplo años" / "en respuesta a su amable carta del pasado 24 de marzo del 2008", salvo lo sobradamente sabido, que la palabra vaya al comienzo de párrafo o después de punto. Y otra excepción a esta norma es que la fecha corresponda a una festividad. Por eso, en Colombia se escriben con mayúscula julio y agosto cuando se trata de las festividades patrias, 20 a Julio y 7 de Agosto.

CACHACAS:

Hacer es el verbo más usado en español. Todo se hace. Se hace el amor, se hace la siesta, se hace pereza, se hacen ojales, hacen edificios, se hacen carreteras. En el lenguaje cachaco ese pobre verbo tiene todavía más trabajo. Los jóvenes salud con el infaltable "¿qué hace?" (casi siempre correspondido por un insustancial "nada".

Los mayores suelen preguntar "¿cómo se le hace?", indistintamente al final de la narración o al comienzo ("¿cómo se le hace que..."). Y para expresar una opinión, el discurso puede comenzar con un flamante "a mí se me hace que...".

Se me hace que se me acabó el espacio. Chao. Hasta la próxima.

(Tomado de Ambito Jurídico. 7 al 20 de abril de 2008)