El té verde puede modular el efecto del tabaquismo sobre el cáncer de pulmón
16 Ene 2010(06:16:18)
El té verde posee unos polifenoles que son grandes antioxidantes y que contrarrestan la tumorigénesis.

Tras un estudio realizado con personas fumadoras y no fumadoras, consumidoras de té y no consumidoras, se ha llegado a este resultado presentado en California por la Universidad Médica Chung Shan (Taiwán).

Tomar té verde podría modular el efecto del tabaquismo sobre el cáncer de pulmón, según un estudio de la Universidad Médica Chung Shan en Taiwán, que se ha hecho público durante la conferencia de la Asociación Americana de Investigación del Cáncer y la Asociación Internacional para el estudio del Cáncer de Pulmón que se celebra en California (Estados Unidos).

Según explica I-Hsin Lin, responsable del estudio, "el cáncer de pulmón es la principal causa de mortalidad por cáncer en Taiwán. El té, en particular el té verde, ha recibido una gran atención porque los polifenoles del té son fuertes antioxidantes y las preparaciones de té han mostrado una actividad inhibitoria contra la tumorigénesis".

Los estudios previos sobre el té verde no han sido tenidos en cuenta por los defectos del modelo epidemiológico y sus sesgos inherentes.

Los científicos enrolaron a 170 pacientes con cáncer de pulmón y 340 pacientes sanos como controles.

 

Los investigadores administraron cuestionarios para obtener características demográficas, hábitos de tabaquismo, consumo de té verde, consumo de frutas y vegetales, prácticas de cocina y antecedentes familiares de cáncer de pulmón.

Los autores también realizaron una genotipación de factores de crecimiento similares a la insulina como polimorfismos a los que se ha asociado con el riesgo de cáncer.

Entre los no fumadores: aquellos que no bebían té verde tenían un 5,16 veces más riesgo de cáncer de pulmón en comparación con los que tomaban al menos una taza de té verde diaria. Entre los fumadores: los que no bebían nada de té verde tenían 12,71 veces más riesgo de cáncer de pulmón en comparación con aquellos que bebían al menos una taza diaria.

Los científicos sospechan que la genética podría jugar un papel en este riesgo diferencial. Los bebedores de té verde sin genotipos susceptibles informaron de un 66% de reducción en el riesgo de cáncer de pulmón en comparación con los bebedores de té verde.

"Nuestro estudio podría representar un indicio de que en el caso de cáncer de pulmón, la carcinogénesis inducida por el tabaquismo podría ser modulada por el consumo de té verde y el ambiente del factor de crecimiento", concluye Lin.